Voces y Visiones, la voz interior

Ana Cecilia

15 diciembre, 2021
Un poco sobre nuestra filosofía educativa.
agradecer
¿la tierra tiene corazón?
Diálogos en preescolar
¿La Tierra tiene corazón?
Reggio Emilia

Quien sabe escuchar su voz interior, entonces, es capaz de tener la visión de lograr que todas las voces sean puestas al servicio del fortalecimiento de una Comunidad escolar que, traduce la sabiduría de sus integrantes en un esfuerzo que ve por el bien común.

Voces y Visiones, es una iniciativa que, de manos de sus fundadores, fue traducida en una oportunidad de aprendizaje que es capaz de entender la realidad del otro y actuar en consecuencia. Uno de sus principales proyectos es Ameyalli, entorno en donde la sabiduría es reconocida y valorada; esa sabiduría que sólo los niños y las niñas poseen y que nos recuerda a los adultos que, en algún lugar de nuestro interior, aún llama a la puerta para ser escuchada. 

En Ameyalli, honramos a la infancia y con ello, a la naturaleza que nos muestra la perfección que sólo los más pequeños conservan. Este proyecto educativo, fue pensado y creado para desafiar el tradicional proceso de enseñanza y aprendizaje, en este entorno, no sólo sabemos que la formación académica es vital, sino que, somos capaces de entender que la formación es integral, que la infancia es un todo que debe ser respetado y valorado. Que los niños y las niñas tienen el derecho de acceder a una educación de calidad; entendiendo como calidad educativa, aquella que respeta la diversidad y la traduce en una fuente de enriquecimiento y fortalecimiento. De acuerdo con Morin, hoy debemos acompañar a los niños y a las niñas para que logren navegar en un océano de incertidumbre, pero con archipiélagos de certeza. Esos archipiélagos son los que, como Colegio, queremos garantizar por medio de experiencias de aprendizaje que promuevan el desarrollo de habilidades académicas, socio emocionales y espirituales, tanto a nivel individual, como colectivo.

comunidad educativa
La diversidad en Ameyalli es una fuente inagotable de riqueza.

Un Colegio establecido en un entorno natural, siempre será una oportunidad para observar la grandeza que la naturaleza nos regala y, con ello, lograr reconstruirnos cada día a partir de la interacción con la misma. Las niñas y los niños de Ameyalli, son seres humanos capaces de conocerse, de entenderse, de identificar sus fortalezas y asumir sus desafíos; de reconocer sus saberes y valorar los de los demás para lograr construir en conjunto respuestas que se traducen en el bien común. 

Ameyalli, es una Comunidad Educativa basada en el amor por uno mismo, por los demás, por nuestro país, por el mundo y, por el planeta en general. Conceptualizamos a cada integrante como un ser único que, forma parte de un todo; ese todo que nos invita a responsabilizarnos en la aplicación de una pedagogía responsable y profundamente humanista. Una pedagogía centrada en: aprender a aprender, aprender a pensar, aprender a hacer y en el saber sentir. 

Esta iniciativa reconoce que, no existe fuerza más transformadora que la educación, por lo que, cada uno de los esfuerzos y los proyectos se enmarcan en lograr ofrecer una respuesta personalizada que toma en cuenta los estilos, ritmos e intereses de aprendizaje de cada uno de los alumnos. En Ameyalli, los maestros “utilizan una metodología que escucha al que aprende para hablar al que enseña, en donde los métodos y metodologías no se aplican para que los maestros enseñen, sino para que los alumnos aprendan” (Fernández Bravo, 2019).

Si pudiera resumir a Ameyalli en pocas palabras, podría decir que, es ahí donde la voz interior de cada niña y niño, es escuchada, valorada, reconocida y puesta al servicio de su propio crecimiento y el de los demás. En donde el equipo docente y las familias se vinculan en pro de la formación integral de los alumnos.

Soy muy afortunada de ser parte de esta inmensidad, de la cual me enriquezco todos los días.

Maite Campillo


Maite es un verdadero tesoro en nuestra comunidad. No sólo es un ser humano extraordinario y divertido. Es además, una amante de la educación, estudiosa y con propuestas de valor incalculable para nuestros niños en Malinalco. Maite sabe mirar la enorme sabiduría de los niños. 

Gracias, Maite, por todos los años que has compartido con nosotros en esta comunidad educativa. Gracias por ser Ameyalli. 
Maite Campillo. Asesora pedagógica

Contenidos interesantes

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.